Tarzán, rey de los monos

 Tarzán es mi ídolo por antonomasia. Desde pequeño me encandilado sus películas y devoré con fruición sus cómics. Les decía a mis padres que tenía garbanzos en los brazos por su gran musculatura. Ssndokan era el segundo protagonista que anhelaba yo imitar y no sé muy bien cómo decir que, ahora que soy adulto y que entiendo que son ficción y que Tarzán, por ejemplo es racista y que a pesar de eso sigo creyendo que para tener una vida plena es vital soñar, yo me quedo sólo con lo que me mantiene en mi 'zona de confort '. El reconocer la voluntad de ayudar a los demás y el amor por la naturaleza son y serán la piedra angular de nuestra vida en sociedad. De ahí el éxito de programas de televisión como Supervivientes.

De Tarzán leí casi entero un cómic recopilación de los entregados el domingo con la prensa. Y he de decir que me motivó a comenzar una búsqueda - en la que aún sigo - de documentación sobre todo lo que pueda encontrar acerca del mito, de la idea del niño salvaje

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tres de mis libros favoritos

La catedral del mar

La tribu del fuego