Una vez leída El clan del oso cavernario

Cuando el nuevo jefe Broud la maldice a Ayla tras haber sido nombrado jefe y piensa que por ese simple motivo es un espíritu ella, nos muestra los peligros del dogmatismo, el peligro y perjuicio de tener fe ciega en algo y pasar del espíritu crítico. El montaje de la trama tiene las características del cine americano. Yo creo que no es intencionado porque, ya la apuesta de escribir la vida de los neandertales supera con creces lo sistemático que tiene el hábito de producir films en cadena.


Es emocionante porque Ayla, la protagonista tiene un coraje y unas ganas de vivir con rebeldía que es el motor de la novela, y hasta el entorno, el mundo de la naturaleza que se recrea como habrá sido supuestamente en aquella época tiene un papel. Durc es el quick (el hijo de Ayla) de la cuestión como el misterio en la novela de El retrato de Dorian Gray. Pues en ambos casos, -en esta segunda novela es el odio por la humanidad tildándola de inferior y el potente egoísmo narcisista de Gray- es el fruto de una concatenación de hechos, de la cual se podría decir que es un cúmulo de despropósitos..


Llama la atención que Durc en realidad es hijo del enemigo mortal de Ayla y los neandertales calificaban de asunto relacionado con los espíritus el nacimiento de las criaturas. No tenían conciencia del proceso del embarazo.


Iza es el personaje bondadoso sin parangón. Iza asume el papel de madre en realidad, de una niña que el destino la obliga a ser incomprendida. Se puede hacer aquí una lectura de la situación de la enfermedad mental en nuestra “moderna” sociedad del siglo XXI.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tres de mis libros favoritos

La catedral del mar

La tribu del fuego